Conocernos

¡Bienvenido! Estamos muy contentos de que esté aquí y estamos emocionados de compartir la misión de Sonido del Movimiento con usted, junto con un poco de nuestra historia.

 

Nuestra misión: con Cristo, Sonido del Movimiento tiene como objetivo utilizar la música y el baile con niños de América, especialmente en América Central, para proporcionar herramientas de resiliencia, una capacidad de expresión y construcción de comunidad.

Sonido del Movimiento ("SDM"), o "The Sound of Movement", es una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos que actualmente trabaja en Guatemala utilizando música y danza para abordar los efectos de la pobreza y la delincuencia en los niños que viven en zonas de riesgo.

Un gran enfoque de nuestro trabajo aquí en SDM es la resiliencia. La resiliencia se refiere a la capacidad del niño para "recuperarse" de las experiencias difíciles y para adaptarse bien a las circunstancias difíciles. Los niños con los que trabajamos en SDM comparten experiencias y circunstancias difíciles. Muchos viven en la pobreza, carecen de apoyo parental parcial o total, han sufrido pérdidas severas y / o no tienen la oportunidad de completar la escuela. Al fomentar la resiliencia, esperamos brindarles a estos niños las herramientas para prosperar a pesar de estos desafíos.

Nuestra idea de resiliencia ha sido moldeada por un estudio histórico realizado en niños de varios países, tanto "en desarrollo" como "desarrollados", que han experimentado altos niveles de adversidad en su familia o comunidad (Bonnie Bernard, "Fomentando la resiliencia en los niños: Factores de protección en la familia, la escuela y la comunidad"). Este estudio analizó a niños que pudieron prosperar a pesar de sus circunstancias y encontraron similitudes en los niños que florecieron, independientemente de dónde vivieran.

 

 Rasgos comunes entre estos niños, incluyendo los siguientes:


    + Habilidades para resolver problemas
    + Sentido de identidad y autonomía
    + Competencia social
    + Sentido de propósito y futuro

Una conclusión importante de este estudio es que los niños poseen inherentemente estas fortalezas. Debido a esto, parte de la visión detrás de SDM es preservar y nutrir estas características de resiliencia en los niños de una manera creativa y divertida, a través de la música y el baile.

 

También se han realizado varios estudios que demuestran los efectos neurológicos y de desarrollo positivos de la música y el baile. Y el creciente número de estudios sobre terapias del arte expresivo está sacando a la luz evidencia de que la música y el baile se pueden utilizar para ayudar a procesar el trauma de maneras en que la terapia de conversación, por sí sola, no puede hacerlo.

 

En última instancia, SDM no está orientado a combatir directamente la pobreza, la violencia y otros males sociales sistémicos en la vida de los niños. En cambio, nosotros trabajamos para forjar un espacio que nutra las fortalezas de los niños otorgadas por Dios mientras promovemos la alegría divina, la diversión y la creatividad de la niñez.

 

 

 

Un poco de historia

Entonces, ¿cómo exactamente comenzó Sonido del Movimiento?

 

En 2014, hubo un aumento significativo en el número de niños que inmigraron de Guatemala, El Salvador y Honduras ("el Triángulo del Norte") a los Estados Unidos. Ese mismo año, Christina Smith realizó un viaje de una semana a Guatemala y vio el otro lado de este aumento de la inmigración. Regresó a su programa de estudios de posgrado para investigar exhaustivamente el contexto que rodeaba los problemas que había presenciado de primera mano en Guatemala. Su investigación reveló que estos niños no estaban siendo escuchados lo suficiente y que las respuestas al éxodo de niños fuera del Triángulo Norte eran inadecuadas. Christina luego decidió ir directamente a los niños de esta región.

En enero de 2016, Christina condujo un prueba piloto de Sonido del Movimiento en un programa extracurricular para niños, dirigido por la organización sin fines de lucro Caras Alegres en Quetzaltenango, Guatemala. Al principio, era difícil ver un futuro para SDM en esta región porque muchas personas en la comunidad tenían puntos de vista muy conservadores sobre la música y la danza, por razones religiosas y sociales. Sin embargo, después de pasar tiempo construyendo relaciones con la comunidad, evaluando actividades y teniendo conversaciones con los niños, la comunidad y el personal de Caras Alegres quedó claro que había un deseo y un futuro para este tipo de expresión en la comunidad. SDM y Caras Alegres hicieron oficial su asociación, y con el paso del tiempo, SDM creció internamente ya que varios estudiantes guatemaltecos de psicología de una universidad local comenzaron a ofrecerse como voluntarios en la organización. SDM pudo invertir tiempo creando relaciones con los niños de Caras Alegres y la comunidad, trabajando con músicos y bailarines guatemaltecos, evaluando programas y aclarando la visión de sus operaciones.

En 2017, SDM se incorporó como una organización sin fines de lucro en los Estados Unidos. Ese mismo año,  la organización obtuvo una Junta directiva diversa e inmensamente calificada, y agregó formalmente a su equipo a un estudiante de psicología de la Universidad de San Carlos en Quetzaltenango y a un directora de desarrollo de  Nueva York para ayudar a llevar a cabo las operaciones diarias.

 

Desde el inicio de 2018, SDM ha estado trabajando arduamente en los Estados Unidos y Guatemala. En los Estados Unidos, SDM ha estado finalizando los detalles de registro del gobierno y otras legalidades mientras forma alianzas con organizaciones en los Estados Unidos que tienen misiones similares. Hemos, también,  estado trabajando con varias iniciativas y eventos de recaudación de fondos en Filadelfia y Nueva York. En Guatemala, el equipo de SDM ha continuado nuestro compromiso de escuchar a los niños, las familias, los músicos y bailarines del área a través de evaluaciones e investigaciones, también ha organizar varias actividades musicales comunitarias.

 

En cuanto al futuro? Bueno, SDM tiene grandes sueños, incluyendo la ampliación de nuestros programas para atender a niños en Honduras, El Salvador y niños en los Estados originarios del Triángulo Norte. En estos momentos, nuestra prioridad inmediata es continuar nuestro trabajo en Guatemala, cultivar las relaciones que hemos comenzado y valorar positivamente y buscar más alianzas para atender a los niños en otras áreas de Guatemala también.

 

Si bien en SDM tenemos planes, sueños y metas para nuestros proyectos, somos plenamente conscientes de que es el Espíritu de Dios el que guía nuestro trabajo y nuestro futuro como organización mientras nos esforzamos por seguir su llamado al amor, la compasión y la conexión.

Contáctenos

info@sonidodelmovimiento.org

Guatemala: +502 4159 6850

United States: +1 215 469 1119

Conectate con nosotros